!

" En el trancurso de mi vida he conocido sólo a una o dos personas que comprendieran el Arte de Caminar , ..."
Henry David Thoreau


20101226

101226d_The wish to walk

I found the following article ... but I did not fly in busisnessclass.

And I've been impressed by their common sensitivity.
It seems that was written specifically for this blog and I assume he knows Thoreau, Emerson, and many more than I, of course.



























The magazine is distributed free of charge and have not copyright notes (?)
With due warning, I dare to disclose this valuable article.


 " My experience as a hiker is closer to that of Paul Claudel
than to someone who is obliged to walk.
Like those of the writer, my rambles
seek the personality of each tree and the voice of each place,
the harmony between the things that make up the world,
one landscape at a time.

There was a time when geographers wanted to teach walkers
To be intelligent travellers", seekers
of style not only in the different arts but in the valleys and rivers.
To this end, one should always give each place a chance
to demonstrate its charm.

We mustn't lose these places through hurrying.
For a contemplative person, a single landscape should be inexhaustible.

Maybe the old geographers didn't fail,
because we have shown that walking at the right pace
allows you to see the natural rhythms,
and to find your place among the world's things.

A veteran walker accumulates subtle knowledge
And builds mental models of landscapes,
Assimilates them into his inner life,
and integrates himself into the natural rhythms, into the cadence of the forests
and learns that rushing about is indifferent to anything except its own agitation.

In any case, one learns that the pace of one's wandering
should be that of life itself,
so that the landscapes form a part of it,
and the walkers become part of the landscape.

And so I come back to the idea that this effort may not have purpose,
but it does make sense".


Many thanks to professor  Martínez de Pisón

101226d_El deseo de caminar

He encontrado el siguiente artículo, ... aunque no volé en "bisnesclas".

Y he quedado impresionado de su común sensibilidad.
Parece escrito ex-profeso para este blog y doy por hecho que conoce a Thoreau, a Emerson, y a muchos más que yo, por supuesto.

Intentaré ponerme en contacto con él.




































.
La revista es de distribución gratuita y no señala copyright (?)
Con las debidas advertencias me atrevo a divulgar este valioso artículo.

"Mi experiencia de caminante se parece más a la de Paul Claudel
que a la de quien tiene que andar por obligación.
Mis circuitos, como los del escritor,
buscan la personalidad de cada árbol y la voz de cada lugar,
la armonía entre las cosas que construyen el mundo
paisaje a paisaje.

Hubo un tiempo en el que los geógrafos querían enseñar a los caminantes
a ser "viajeros inteligentes",  buscadores
de los estilos no solo de las artes sino de los valles y los ríos.
Para ello, se debía conceder siempre a los lugares una oportunidad
a su capacidad de encantamiento.
No perderlos en nuestras prisas.
Un solo paisaje, para el buen contemplador, tendría que ser inagotable.

Tal vez no fracasaron los viejos geógrafos,
pues hemos retenido que caminar con mesura
admite que se puedan mostrar los ritmos  naturales,
da tiempo a encontrar tu sitio entre las cosas del mundo.

El veterano en estas experiencias acumula sutiles conocimientos
y construye modelos mentales de paisajes,
los asimila a su vida interior,
y se integra en los ritmos naturales, en la cadencia de los bosques,
y aprende que la prisa es indiferente a todo lo que no sea su propia agitación.

En cualquier caso, se llega a saber que el ritmo del caminar
debe ser el de la propia vida,
de modo que los paisajes formen parte de ella
y los caminantes, parte del paisaje.

y aquí vuelvo ala idea de que ese esfuerzo puede que no tenga finalidad,
pero sí tiene sentido"


Gracias al Profesor Martínez de Pisón.

20101210

101210v_Senderos que se cruzan y se bifurcan

Incluso la linea del tiempo (como si se tratara de un camino) se bifurca constantemente, con cada decisión.
También el tiempo es como un laberinto y un jardín, como "El jardín de senderos que se bifucan",  que dijo Jorge Luis.
Borges también fue un senderista ! .